Archivo para la Categoría ‘Hábitat’

23
mar

Fidel, sobre la banalidad sistémica: Estados Unidos está a punto de cometer y conducir el mundo al mayor error de su historia

   Publicado por: admin Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

GBU-57A/B de 20,5 metros, "Massive Ordnance Penetrator", 5300 kg de explosivos. Orgullo de la humanidad, y envidia por no formar parte de ese proyecto, cumbre de la especie, se supone. Desde sientepanama.com

GBU-57A/B, 20,5 metros: "Massive Ordnance Penetrator", 5.300 kg de explosivos. (Para envidia de millones en el planeta, que siempre han soñado con participar de esta obra cumbre de la especie). Desde sientepanama.com

Los caminos que conducen al desastre

Por el Comandante Fidel
Global Research, 22.03.12

Esta Reflexión podrá escribirse hoy, mañana o cualquier otro día sin riesgo de equivocarse. Nuestra especie se enfrenta a problemas nuevos. Cuando expresé hace 20 años en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo en Río de Janeiro que una especie estaba en peligro de extinción, tenía menos razones que hoy para advertir sobre un peligro que veía tal vez a la distancia de 100 años. Entonces unos pocos líderes de los países más poderosos manejaban el mundo. Aplaudieron por mera cortesía mis palabras y continuaron plácidamente cavando la sepultura de nuestra especie.

Parecía que en nuestro planeta reinaba el sentido común y el orden. Hacía rato que el desarrollo económico apoyado  por la tecnología y la ciencia semejaba ser el Alfa y Omega de la sociedad humana.

Ahora todo está mucho más claro. Verdades profundas se han ido abriendo paso. Casi 200 Estados, supuestamente independientes, constituyen la organización política a la que en teoría corresponde regir los destinos del mundo.

Alrededor de 25 mil armas nucleares en manos de fuerzas aliadas o antagónicas dispuestas a defender el orden cambiante, por interés o por necesidad, reducen virtualmente a cero los derechos de miles de millones de personas.

No cometeré la ingenuidad de asignar a Rusia o a China la responsabilidad por el desarrollo de ese tipo de armas, después de la monstruosa matanza de Hiroshima y Nagasaki, ordenada por Truman, tras la muerte de Roosevelt.

Tampoco caería en el error de negar el holocausto que significó la muerte de millones de niños y adultos, hombres o mujeres, principalmente judíos, gitanos, rusos o de otras nacionalidades, que fueron víctimas del nazismo. Por ello repugna la política infame de los que niegan al pueblo palestino su derecho a existir.

¿Alguien piensa acaso que Estados Unidos será capaz de actuar con la independencia que lo preserve del desastre inevitable que le espera?

En pocas semanas los 40 millones de dólares que el presidente Obama prometió recaudar para su campaña electoral sólo servirán para demostrar que la moneda de su país está muy devaluada, y que Estados Unidos, con su insólita y creciente deuda pública que se acerca a los 20 mil millones de millones de dólares, vive del dinero que imprime y no de lo que produce. El resto del mundo paga lo que ellos dilapidan.

Nadie cree tampoco que el candidato demócrata sea mejor o peor que sus adversarios republicanos: llámese Mitt Romney o Rick Santorum. Años luz separan a los tres de personajes tan relevantes como Abraham Lincoln o Martin Luther King. Es realmente inusitado observar una nación tan poderosa tecnológicamente y un gobierno tan huérfano a la vez de ideas y valores morales.

Irán no posee armas nucleares. Se le acusa de producir uranio enriquecido que sirve como combustible energético o componentes de uso médico. Quiérase o no, su posesión o producción no es equivalente a la producción de armas nucleares. Decenas de países utilizan el uranio enriquecido como fuente de energía, pero éste no puede emplearse en la confección de un arma nuclear sin un proceso previo y complejo de purificación.

Sin embargo Israel, que con la ayuda y la cooperación de Estados Unidos fabricó el armamento nuclear sin informar ni rendir cuentas a nadie, hoy sin reconocer la posesión de estas armas, dispone de cientos de ellas. Para impedir el desarrollo de las investigaciones en países árabes vecinos atacó y destruyó los reactores de Irak y de Siria. Ha declarado a su vez el propósito de atacar y destruir los centros de producción de combustible nuclear de Irán.

En torno a ese crucial tema ha estado girando la política internacional en esa compleja y peligrosa región del mundo, donde se produce y suministra la mayor parte del combustible que mueve la economía mundial.

La eliminación selectiva de los científicos más eminentes de Irán, por parte de Israel y sus aliados de la OTAN, se ha convertido en una práctica que estimula los odios y los sentimientos de venganza.

El gobierno de Israel ha declarado abiertamente su propósito de atacar la planta productora de uranio enriquecido en Irán, y el gobierno de Estados Unidos ha invertido cientos de millones de dólares en la fabricación de una bomba con ese propósito.

El 16 de marzo de 2012 Michel Chossudovsky y Finian Cunningham publicaron un artículo revelando que “Un importante general de la Fuerza Aérea de EE.UU. ha descrito la mayor bomba convencional -la revienta-búnkeres de 13,6 toneladas- como ‘grandiosa’ para un ataque militar contra Irán.

“Un comentario tan locuaz sobre un masivo artefacto asesino tuvo lugar en la misma semana en la cual el presidente Barack Obama se presentó para advertir contra el ‘habla a la ligera’ sobre una guerra en el Golfo Pérsico.”

“…Herbert Carlisle, vice jefe de Estado Mayor para operaciones de la Fuerza Aérea de EE.UU. [...] agregó que probablemente la bomba sería utilizada en cualquier ataque contra Irán ordenado por Washington.

“El MOP, al que también se refieren como ‘La madre de todas las bombas’, está diseñado para perforar a través de 60 metros de hormigón antes de detonar su masiva bomba. Se cree que es la mayor arma convencional, no nuclear, en el arsenal estadounidense.”

“El Pentágono planifica un proceso de amplia destrucción de la infraestructura de Irán y masivas víctimas civiles mediante el uso combinado de bombas nucleares tácticas y monstruosas bombas convencionales con nubes en forma de hongo, incluidas la MOAB y la mayor GBU-57A/B oMassive Ordnance Penetrator (MOP), que excede a la MOAB en capacidad destructiva.

“La MOP es descrita como ‘una poderosa nueva bomba que apunta directamente a las instalaciones nucleares subterráneas de Irán y Corea del Norte. La inmensa bomba -más larga que 11 personas colocadas hombro a hombro, o más de 6 metros desde la base a la punta’.”

Ruego al lector me excuse por este enredado lenguaje de la jerga militar.

Como puede apreciarse, tales cálculos parten del supuesto de que los combatientes iraníes, que suman millones de hombres y mujeres conocidos por su fervor religioso y sus tradiciones de lucha, se rendirán sin disparar un tiro.

En días recientes los iranios han visto cómo los soldados de Estados Unidos que ocupan Afganistán, en apenas tres semanas, orinaron sobre los cadáveres de afganos asesinados, quemaron los libros del Corán y asesinaron a más de 15 ciudadanos indefensos.

Imaginemos a las fuerzas de Estados Unidos lanzando monstruosas bombas sobre instituciones industriales capaces de penetrar 60 metros de hormigón. Jamás semejante aventura había sido concebida.

No hace falta una palabra más para comprender la gravedad de semejante política. Por esa vía nuestra especie será conducida inexorablemente hacia el desastre. Si no aprendemos a comprender, no aprenderemos jamás a sobrevivir.

Por mi parte, no albergo la menor duda de que Estados Unidos está a punto de cometer y conducir el mundo al mayor error de su historia.

http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=29909

1
feb

La Forestal devastó más de 2.000.000 de hectáreas. El gobierno kirchnerista y sus aliados están dispuestos a completar la tarea

   Publicado por: admin Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

"El 12 de Infantería/ llegó hasta el pueblo./ Pidieron que se rindieran/ a los obreros." La Forestal, crónica cantada, de Rafael Ielpi y José Luis Bollea.

"El 12 de Infantería/ llegó hasta el pueblo./ Pidieron que se rindieran/ a los obreros." La Forestal, crónica cantada, de Rafael Ielpi y José Luis Bollea. Moneda de La Forestal, desde elortiba.org

Argentina: Un siglo después

Por Alcira Argumedo
Especial para argenpress.info, 31.01.12

The Forestal Land, Timber and Railways Company Limited -tristemente conocida como La Forestal- fue la empresa inglesa instalada en Santa Fe en 1906 y durante los sesenta años siguientes devastó más de 2.000.000 de hectáreas -cien veces la ciudad de Buenos Aires- del bosque de quebracho más importante del planeta, situado en el norte de esa provincia, sur de Chaco y noreste de Santiago del Estero: exportaba postes, durmientes para ferrocarriles, rollizos y tanino. La historia comienza en 1874 -como tantas historias del coloniaje- con un préstamo de 180.000 libras esterlinas otorgado por la firma británica Murrieta&Company a Santa Fe.

Lucas González, ex Ministro de Hacienda de los presidentes Bartolomé Mitre y Nicolás Avellaneda, fue apoderado de los prestamistas y después sería representante del gobierno santafesino, al saldar esa deuda con sus antiguos patrones. En un símil de las privatizaciones de los años noventa del siglo XX, en 1880 la deuda se pagó con la entrega de 1.500.000 hectáreas de tierras fiscales: las extensiones cubiertas por el bosque de quebracho.

Además, la empresa compró tierras circundantes a precio vil y recibía subsidios de la nación y las provincias, gracias a los sobornos pagados a los gobiernos de turno. La generosidad se justifica, ya que los funcionarios eran baratos: según el balance de 1916, cada año giró a Inglaterra 9.000.000 de pesos moneda nacional y pagó al país 300.000 pesos en todo carácter.

La Forestal tenía su bandera, sus ciudades, puertos y ferrocarriles, moneda propia y más de 20 mil trabajadores; además de diputados, comisarios, jueces y otros súbditos que recibían sus favores. Luego de una represión salvaje de las huelgas en los años veinte -que empañara el gobierno de Yrigoyen, al igual que la Patagonia Trágica- contará con una fuerza militarizada para disciplinar a los trabajadores.

En ese negocio preñado de corrupción política, entrega y subordinación neocolonial, Santa Fe perdió casi el 90% de sus bosques y en toda la zona del Chaco austral fue devastada el 85% de la superficie originaria. Al retirarse en 1966 dejó un inmenso páramo; un desierto estéril de tierras ardientes; decenas de pueblos fantasma y el recuerdo de oscuros enjuagues con dirigentes políticos.

Un informe sobre desertificación de tierras, publicado por el INTA y la Secretaría de Medio Ambiente en 2004, da cuenta del daño irreparable producido por La Forestal en el norte santafesino: debiera hacerse un balance de beneficios y costos de estas “consecuencias catastróficas e irreversibles” causadas por los intereses de una potencia imperial y políticos corruptos, hace ya un siglo. Los bosques de Sherwood y Bamsdale que protegieran a Robin Hood aún se conservan en Inglaterra.

A comienzos del XXI, la tala de bosques nativos para expandir la frontera de soja indicaría que, bajo las mismas premisas de corrupción política, entrega y subordinación neocolonial, el gobierno kirchnerista y sus aliados provinciales están dispuestos a completar la tarea.

La situación se agrava al conjugarse con la megaminería a cielo abierto, prohibida en 2010 por el Parlamento Europeo en todo el territorio de Europa, debido a sus “consecuencias catastróficas e irreversibles”.

Esta decisión se acordó luego de dos desastres, en España durante 1998 y en Hungría en 2010, por la ruptura de represas de contención -diques de cola- y el derrame de barro tóxico con cianuro y metales pesados, que inundaron pueblos aledaños alcanzando entre uno y dos metros de altura, para luego desembocar en ríos y contaminarlos.

El documento europeo señala que en los últimos 25 años se registraron más de 30 accidentes relacionados con el vertido de tóxicos -entre otros, el derrame de 100.000 metros cúbicos de agua mezclada con cianuro, desde el embalse de una mina de oro al sistema fluvial Tisza-Danubio- y en tanto no existe ninguna garantía de que no vuelvan a producirse accidentes semejantes, propone la prohibición completa de las tecnologías mineras a base de cianuro, como la única forma segura de proteger sus recursos hídricos y ecosistemas.

En Argentina, el río Vis-Vis de Catamarca está contaminado a raíz de filtraciones en el dique de cola y la cuenca del río Salim en Tucumán sufre la contaminación de cromo y cobre, a causa de la minería.

Desde 2004 el río Hondo y el Dulce en Santiago del Estero están afectados por minerales pesados tóxicos, que a su vez contaminan el lago de Termas de Río Hondo y la cuenca del Dulce, de lo cual son responsables los ingenios azucareros y Minera la Alumbrera; también responsable de derrames del mineraloducto, por donde circula el mineral molido con la concentración de cianuro y agua.

En San Juan, la Barrick Gold -que a semejanza de La Forestal, tiene su bandera, sus guardias privados y sus trabajadores disciplinados, además de diputados, jueces y otros súbditos que reciben sus favores- pretende remover extensas zonas de glaciares, mientras el emprendimiento Pascua Lama con Chile le permite disponer de una zona franca minera de 200.000 km2 a ambos lados de la frontera: un tercer país con total autonomía.

Los subsidios de Minera La Alumbrera a gran parte de las universidades nacionales y los congresos filosóficos auspiciados por la Barrick en San Juan, han logrado hasta ahora acallar a una mayoría lamentable de universitarios: la visibilidad alcanzada por la resistencia social contra esta depredación tal vez logre inducirlos a romper ese silencio.

Por su parte, la Secretaría de Minería de la Nación -donde existiría una reencarnación de Lucas González- informa que en 2011 se alcanzaron más de 1.000.000 de metros perforados, en una actividad de exploración que creció un 41% con respecto a 2010 y un 650% desde 2003, gracias a la instalación de nuevos emprendimientos: ya suman 600 entre Santa Cruz, San Juan, Catamarca, Jujuy, Neuquén y La Rioja.

La cantidad descomunal de agua dulce requerida por esta minería reduce los niveles de ríos y arroyos, además de absorber napas subterráneas, sin contar la destrucción de glaciares en las explotaciones de alta montaña: en Catamarca, varios ríos ya son meros “hilos de agua” y el caudal en San Juan se ha reducido a casi un tercio; el gobernador Beder Herrera de La Rioja, reconoce que en su provincia el agua no es suficiente para proveer a la agricultura y a la minería.

La contaminación del aire por las explosiones y las sustancias tóxicas en suspensión alimentan la lluvia ácida, que a su vez contamina las tierras, los cultivos y la flora, afectando a seres humanos y animales.

Al retirarse las empresas, quedarán una vez más inmensos páramos, desiertos estériles de tierras ardientes, decenas de pueblos fantasmas y el recuerdo de oscuros enjuagues con funcionarios.

Ahora se suman al paisaje montañas derruidas, fantasmales y amenazantes diques de cola y fuentes de agua resecas o envenenadas; símbolos del cretinismo y la irracional avidez de corporaciones mineras y gobernantes venales: la calidad de vida de nuestros nietos y sus propios nietos se juega en estos días.

http://www.argenpress.info/2012/01/argentina-un-siglo-despues.html

24
ene

La exportación china a Europa disminuyó un 18 %. La exportación a los países “emergentes” no puede compensar esa reducción

   Publicado por: admin Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Trabajador chino realizando un paseo turístico. From spitsniews.ni

Trabajador chino realizando un paseo turístico. From spitsniews.ni

China y la crisis

Por Guillermo Almeyra
La Jornada
rebelion.org, 23.01.12

La economía global está en crisis, pero no tiene los mismos efectos ni las mismas características y alcances en cada uno de sus principales componentes.

La economía de Estados Unidos, por ejemplo, ha tenido una leve recuperación, que se refleja en una pequeña reducción del número de desocupados, en una mayor producción industrial y en un poco más de ventas en el mercado de las viviendas nuevas y usadas. El dólar sigue siendo sostenido por el esfuerzo chino, por la compra china de bonos del Tesoro estadunidense, por las inversiones chinas, por las enormes ganancias que obtienen las empresas estadunidenses que desde China operan en todo el mundo y que, transformadas en dólares, retornan a Estados Unidos.

Cuando Estados Unidos se retira derrotado de Irak y derrotado también negocia en Afganistán con los talibanes y corre el riesgo de un golpe militar nacionalista y pro chino en Pakistán, esta gran dependencia de lo que hace Pekín obliga a Washington a la prudencia en extremo Oriente: por eso en Corea del Norte ladra mucho pero no muerde y en Taiwan-Formosa coincide con China en celebrar la victoria del candidato presidencial del Kuomintang, partidario de las negociaciones con Pekín, frente a los independentistas, los cuales habrían reavivado el conflicto entre la isla y China continental.

La Unión Europea, en cambio, va hacia una recesión, e Italia y España, por no hablar de Grecia y Portugal, ya están en ella. La casi segura derrota de Nicolas Sarkozy en las próximas elecciones francesas atemoriza y tiene en zozobra continua al capital financiero, esa “tímida gacela”. Japón no se repone del golpe de Fukushima. Y algunos países llamados “emergentes” (en realidad, países dependientes), como Brasil o Argentina, tienen economías que siguen creciendo, pero a un ritmo mucho más lento, y ven aumentar las tendencias (hasta ahora reprimidas) a descargar sobre el vecino sus problemas (como se ve en la disputa entre Argentina y Brasil, los dos principales miembros del Mercosur, en torno a las barreras a los productos industriales).

China, por último, la segunda economía internacional en orden de importancia y la más dinámica, debe intentar resolver en el próximo congreso del Partido Comunista cuál será el rumbo que seguirá el país en los próximos años. Ahora bien, como se sabe, ese partido agrupa a la mayor parte de los millonarios y multimillonarios y a la casi totalidad de la burocracia que dirige el país y, por tanto, lo que se decida tendrá enorme influencia en China y en el mundo.

Hasta ahora, la economía china tuvo como centro la exportación. El país explotó a fondo la abundancia de mano de obra campesina, a la que hacía trabajar en condiciones durísimas con salarios bajísimos y a la que controlaba mediante el partido y el Estado –fusionados– sin intermediación de leyes laborales ni de sindicatos. China construye el capitalismo con la sobrexplotación del trabajador, del cual, en términos marxistas, extrae plusvalía absoluta y una tasa de ganancia enorme para las empresas.

Pero la exportación china a Europa disminuyó en 18 por ciento y seguirá reduciéndose, y la leve recuperación industrial estadunidense podría permitir a las compañías locales recuperar parte del mercado, mientras la exportación a los países llamados “emergentes” no puede compensar esa reducción de las ventas.

China, además, ha debido enfrentar paros contra los despidos en las exportadoras y huelgas y rebeliones ciudadanas contra la insoportable degradación ambiental derivada de que la industrialización se realizó con la idea de que los bienes comunes pueden ser privatizados y de que el costo ambiental es igual a cero. El gobierno, en lugar de reprimir, hizo concesiones. Como consecuencia, hay una constante elevación del valor de la fuerza de trabajo que ha hecho que varias trasnacionales se trasladasen a países como Vietnam o Tailandia, donde los salarios son menores y tampoco hay sindicatos reales.

Por último, para absorber a los más de 200 millones de campesinos desocupados que vagan por los caminos esperando instalarse en alguna ciudad industrial, el país necesita lograr un crecimiento al menos de 8 por ciento en su PIB. Ahora bien, hoy tiene uno de 9.1, pero con tendencia a disminuir. De modo que no puede esperar.

Si orientase su economía hacia el crecimiento del mercado interno –o sea, hacia la elevación de los salarios e ingresos de los campesinos y trabajadores para aumentar el consumo– debería reorientar la industrialización hacia la satisfacción de las necesidades fundamentales postergadas, movilizando de paso los ahorros nacionales, que son muy cuantiosos. Pero una dependencia del mercado interno –aunque mantuviese un fuerte sector exportador– presupone, en un lapso relativamente corto, más protección ambiental, más y mejores viviendas, más educación y, por supuesto, más democracia (por empezar en las fábricas y en las ciudades), con sindicatos y organismos de regulación.

Además, desarrollaría la tecnificación en el campo, desplazando a millones de campesinos y creando una capa de campesinos ricos, lo cual requeriría una firme dirección estatal (partidaria) reformista que diese una importancia fundamental al instrumento estatal y no a la libre empresa y el mercado.

Por consiguiente, es de prever que el congreso presencie el enfrentamiento entre dos tendencias fundamentales: una liberal, que tratará de mantener y desarrollar la política seguida hasta ahora, y otra mucho más centralista y estatista, que buscará el aumento de los ingresos y del consumo interno y, por tanto, tarde o temprano se verá forzada a recurrir al apoyo de los trabajadores de todo tipo que en el “comunismo” de China son convidados de piedra.

Por supuesto, como en toda discusión importante, siempre puede haber un “pantano” (o sea, los que están en el centro, entre una u otra posición decisiva) y no está excluida una solución de transición, mediadora.

Falta poco para que se vean las cartas.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2012/01/22/index.php?section=opinion&article=024a2pol

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=143357