Posts con el Tag ‘sociales’

Después del colapso, by Carlos Gonzalez, from canfelipaartsvisuals.files.wordpress.com

Después del colapso, by Carlos Gonzalez, from canfelipaartsvisuals.files.wordpress.com

La crisis signa el final de la primacía del sector financiero y la persistente caída de la City y de Wall Street

- Fragmento de Geab N° 43 (16 de marzo de 2010)

Por el Laboratorio Europeo de Anticipación Política
, 28.07.10

Este capítulo del Geab N° 43 es una adaptación del artículo preparado a petición de los Annales des Mines, la publicación científica francesa más antigua (creada en 1794), para su próximo número.

Éste es el enfoque geopolítico, así como económico, financiero y monetario que llevó al Leap, en febrero de 2006, a anunciar la inminencia de lo que llamamos «la crisis sistémica global». Este mismo planteo ahora tiende a confirmar que en el «mundo post-crisis» la economía real reanudará su carácter central, a diferencia de las últimas décadas que se han caracterizado por girar alrededor de la economía virtual del sector financiero.

Al considerar en 2006 que la crisis actual sería una «crisis sistémica global», quisimos señalar que, básicamente, el fenómeno exteriorizaba el colapso del mundo tal como lo conocimos desde 1945, su condición occidentalmente centrada resultante de la Segunda Guerra Mundial y fortalecida desde la caída de la Cortina de Hierro en 1989.

Las formas financieras, monetarias, económicas, sociales, políticas y estratégicas que iban a adoptar las distintas fases de esta crisis serían manifestaciones de un cambio geopolítico de proporciones históricas, la creciente incapacidad de Estados Unidos para asumir todas las responsabilidades que se ha arrogado durante estas últimas décadas y la rápida pérdida de influencia de los dos principales pilares de la influencia anglosajona en los cuestiones mundiales, cuales son los centros financieros de Wall Street y la City londinense.

La evolución actual desde 2006 parece demostrar que en realidad la ruptura que estamos experimentando constituye un cuestionamiento mucho más profundo que lo previsto inicialmente. Es probable que estemos encaminados a padecer el impacto final de la era iniciada hace doscientos a trescientos años, con el comienzo de la dominación europea mundial y la instauración de la dominación financiera anglosajona, primero sólo Londres, después Nueva York y Londres conjuntamente.

Hace un año, habíamos detallado en el Geab algunos indicadores que muestran la salida del referencial secular. Para los lectores más recientes del Geab los recordaremos rápidamente:

1. En 2009 la tasa de interés del Banco de Inglaterra llegó a su nivel más bajo desde la creación de esta venerable institución (0,5%), esto es desde 1694 (315 años de existencia).

2. En 2008 la Caisse des Dépôts, el brazo financiero del Estado francés desde 1816 y bajo todos los regímenes (monarquía, imperio, república…), experimentó su primera pérdida anual (en 193 años).

3. En abril de 2009, China se convirtió en el mayor socio comercial de Brasil, una posición que durante siglos anuncia con precisión la irrupción de los grandes liderazgos mundiales. Desde que, hace doscientos años, el Reino Unido había dado fin a tres siglos de hegemonía portuguesa, es solamente la segunda vez que un país accede a esta posición (los Estados Unidos habían suplantado al Reino Unido al principio de los años 1930 como el principal socio de Brasil).

4. China e India después del continuo descenso en su participación en la economía mundial que comenzó en el siglo XVIII, desde hace dos décadas ven nuevamente crecer la misma muy rápidamente. Estos dos países representaron alrededor del 50% de la economía mundial hasta mediados del siglo XIX. La cuota se redujo persistentemente hasta un 15% en la segunda mitad del siglo XX. Sin embargo, están aumentándola desde hace a una década para alcanzar ahora a más del 20%. Más allá de la inversión de la tendencia de los últimos dos siglos, debemos señalar que las economías de China e India son esencialmente «economías reales». Su (re)escalada de poder señala, entonces, automáticamente, un robustecimiento de la participación de la economía real respecto a la economía financiera virtual (principalmente estadounidense).

Evolución de la composición del PBI mundial de las grandes regiones del mundo (1500 2000) – Fuentes: Vizualing Economics – Angus Maddison, University of Groningen.

Evolución de la composición del PBI mundial de las grandes regiones del mundo (1500 2000) – Fuentes: Vizualing Economics – Angus Maddison, University of Groningen.

La crisis debilita permanentemente todos los factores que llevaron a la economía virtual a crecer de manera exponencial en las últimas décadas

La modificación de las tendencias multiseculares que estamos viviendo está acompañada del colapso de la más reciente «burbuja», constituida gradualmente desde los años setenta, y que se puede calificar de «excrecencia imperial terminal». Se trata por supuesto del sector financiero global, que gradualmente impulsó el surgimiento, en aproximadamente cuarenta años, de una economía virtual de un valor (1) superior a la de la economía real mundial. Ahora bien, una crisis histórica es sobre todo una formidable contracción del tiempo: en pocos años ocurren cambios que usualmente llevan décadas, o incluso siglos si la crisis es importante.

Así, desde el comienzo de 2008 la serie de quiebras de los gigantes de Wall Street, de salvatajes de todos los demás por el Estado federal y de la urgente adquisición de los bancos británicos por el Gobierno del Reino Unido, se asiste a la caída de los dos anclajes de la «burbuja financiera mundial». Si utilizo el término anclaje es para indicar que esta «burbuja» no tiene otro valor que el asignado por estos dos centros financieros mundiales, Nueva York y Londres, corazón de la red de emisores de títulos, mercados de cotización, agencias de clasificación internacionales de los medios financieros y emisor de la moneda por excelencia para la economía virtual mundial, el USD.

Su interacción con la economía real se hace, principalmente, a través de estos dos centros que hasta ahora juegan la función de anclaje a la realidad de la burbuja financiera mundial. Otros centros financieros son pequeños comparados con estos dos gigantes, especialmente con respecto a la gestión/creación de todos los instrumentos financieros que en las últimas décadas constituyeron el núcleo de la economía virtual.

Estos dos centros, uno del Imperio Anglo-Sajón de la «haute époque», Londres, y el otro Imperio Anglo-Sajón de la «basse-époque», Nueva York, están desmoronándose ante nuestros ojos:

. El centro londinense sólo existe desde ahora gracias al soporte directo y masivo del gobierno británico. Sin el dinero del contribuyente británico, los laureles de la City habrían desaparecido en 2008; sobreviven sólo gracias este continuo sostén que no podrá subsistir más allá de los próximos dos años a causa de la crisis de las finanzas públicas del país. Las limitaciones presupuestarias del país debilitaron tanto a la City que no fue capaz en 2009 ni de impedir una fuerte suba de las cargas impositivas de los operadores financieros, que hace que Londres sea ahora uno de las plazas financieras mundiales fiscalmente menos atractivas del planeta (2), ni de bloquear el proceso europeo de reglamentación que pone por primera vez desde hace tres siglos a la City bajo la supervisión de instituciones no británicas;

. El centro de Nueva York también está bajo transfusión del Estado Federal y sobrevive sólo gracias a la política de dinero a costo cero practicada durante cerca de dos años por la Reserva Federal, así como por los miles de millardos de préstamos hipotecarios que esta última compró para evitar el colapso generalizado de todo el mercado inmobiliario estadounidense que implica una parte importante su burbuja financiera. Al igual que en el Reino Unido, 2010/2011 marcará el final de la mayoría de estas políticas que arrastran a Wall Street hacia una nueva fase de debilitamiento;

. a escala mundial, la regulación del sector avanza, paradójicamente, desarrollando una tendencia a su fraccionamiento: cada vez más países o regiones (como la UE) establecen procedimientos de control, de prohibición de algunas prácticas o sus propias reglamentaciones y que de hecho rompen la naturaleza «global» que caracterizó al ámbito financiero desde el final de los años ochenta y a su crecimiento exponencial. Su fraccionamiento es en realidad la forma más eficaz de desinflar de esta «burbuja» puesto que afecta directamente al método operativo que la vuelve posible;

. finalmente, la «razón de ser geopolítica» de esta «burbuja» entró en su fase terminal. En efecto, este ámbito financiero mundial empezó su crecimiento desenfrenado en los años setenta (véase el gráfico que sigue) por una parte, a causa de la decisión estadounidense de dejar flotar el USD y por otra, la necesidad de reciclar los inmensos excedentes financieros de los países productores de petróleo. Es el primer gran síntoma que Estados Unidos ya no estaba en condiciones de asumir el papel de pilar del orden mundial que se había asignado en 1945 (3), señala el desencadenamiento del «irresistible ascenso de la economía virtual».

Para mantener sin embargo esta ficción cada vez más distante de la realidad económica mundial, Estados Unidos espontáneamente ha facilitado la aparición de operadores, instrumentos y productos financieros que permitían unir su poder declarado y su poder real: la economía virtual se precipitó en este «nicho» transformándose en burbuja (4).

En cierta forma con el Euro, durante diez años, Grecia no hizo otra cosa, a pequeña escala, que lo que hizo Estados Unidos durante cuarenta años: escondió la debilidad de su situación presupuestaria y financiera recurriendo a los mismos bancos y técnicas que utiliza Washington (o Londres) desde hace varias décadas para enmascarar la situación real de sus economías.

Pero la crisis y las limitaciones que les impone el Euro obligan bruscamente a Grecia a tener que restablecer la coherencia entre su situación real y la realidad virtual de sus finanzas y de su riqueza. Estados Unidos, frente a un mundo que desafía cada vez más al USD, está comprometido a pesar suyo en un proceso idéntico, que signará la implosión final de la burbuja financiera mundial, compuesta esencialmente de activos financieros nominados en USD.

Evolución comparativa de la economía financiera y la economía real en EE.UU. (1945 - 2009) Fuentes: BEA – FED – Global Economic Analysis.

Evolución comparativa de la economía financiera y la economía real en EE.UU. (1945 - 2009) Fuentes: BEA – FED – Global Economic Analysis.

De este punto de vista la aceleración de los acontecimientos, en que la crisis es a la vez síntoma y catalizador, contribuye a hacer estallar la «burbuja» de la economía virtual, debilita todos los factores que le permitieron existir y desarrollarse, haciendo cada vez más sospechosos a sus operadores y sus métodos.

Para concluir lo tocante al final del dominio de la economía virtual, detengámonos en una imagen elocuente: ¿qué político hoy querría fotografiarse en compañía de un dirigente de Goldman Sachs (5)? Probablemente ninguno entre los que deben afrontar una próxima elección. Hace aún dos años, era la clase de fotografía «davosiana» que simbolizaba la «modernidad». Tal evolución, tan radical en menos de dos años, ilustra la fuerza de los vientos en contra que de aquí en más enfrentará la economía virtual (6). Sus «grandes popes» devienen parias.

Y al perder la proximidad a los responsables políticos, los operadores del centro de la economía virtual mundial dejan de tener el control de las condiciones incluso de existencia de sus asuntos: el control de las reglamentaciones, de las autoridades de control y de los líderes de opinión que les permitían, por una parte, asignar arbitrariamente el valor a lo que sólo es un activo virtual, desconectado de toda utilidad social o económica; y, por otra parte, determinar rendimientos extraordinarios, generados por una desregulación a medida.

Mario Draghi, cuya tentativa de suceder a Jean-Claude Trichet ha fracasado por completo debido a su anterior puesto de director de Goldman Sachs en Europa, es un buen ejemplo de lo que la derrota de la economía virtual irá generando por todas partes en el mundo de las élites: el financiero anteriormente alabado hoy es sospechoso, permitiendo en particular el regreso del ingeniero.

Los estudiantes de hoy ya anticipan estos cambios: el papel social desde ahora estigmatizado de las finanzas combinado con las reducciones masivas de empleos y de las remuneraciones del sector, desinfló el flujo de los cerebros que dejaban la ciencia, la ingeniería u otros sectores de la economía real para precipitarse a los bancos de inversión y otros hedge funds.

Un sector que pierde su atractivo en término de recursos humanos, que ve disolverse el poder de sus principales centros, que ya no puede controlar su entorno reglamentario y cuya rentabilidad decrece, tiene su futuro detrás de él. Precisamente es el caso de la economía virtual.

De hecho, China, que aparece como uno de los ganadores de esta crisis, ¿no se rige por ingenieros?, mientras que EE.UU., el gran perdedor, ¿no está dirigido por financieros?

——
Notas:

(1) Tan virtual como lo demuestra la crisis y sus 30.000 millardos de USD de activos financieros-fantasma.

(2) KPMG recientemente acaba de efectuar una comparación sobre las cargas impositivas de los empleados de los establecimientos financieros en ocho centros financieros mundiales (Dubai – que tiene en lo sucesivo todo de centro financiero fantasma-, Hong Kong, Zurich, Londres, Nueva York, Ginebra, París y Francfort). El resultado es elocuente. En un año, Londres pasa del cuarto al último sitio para un bancario con una familia y al sexto sitio para un bancario soltero. Fuente: Wall Street Journal, 08/03/2010.

(3) Eliminado el respaldo oro del USD en 1971 Estados Unidos decide dar un valor virtual a su divisa y a su economía cuya divisa es su patrón.

(4) Particularmente cuando la pretensión de ser un potencia central de un mundo unipolar sólo aumentó la distancia entre poder real y poder declarativo.

(5) La manera en la que Goldman Sachs se enredó en el asunto griego ilustra perfectamente el cambio de época. Lo que era sólo una «simple rutina» de la economía virtual, financiarizar una deuda pública, hace dos años se hizo un ejercicio peligroso bien anclado en esta realidad política, social y económica a la cual la crisis le devuelve la primacía; o si se prefiere cuya primacía se restablece provocando la crisis.

(6) Los años venideros sólo reforzarán los vientos en contra a medida que las consecuencias de la crisis hagan más sensibles a todos.

Mercredi 28 Juillet 2010

http://www.leap2020.eu/La-crisis-signa-el-final-de-la-primacia-del-sector-financiero-y-la-persistente-caida-de-la-City-y-de-Wall-Street_a4990.html

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,