Posts con el Tag ‘espacios agricolas’

Caudinas, sí, pero sobre todo Horcas, desde heritage-history.com

Cuando China prepara su «Gran Evasión» de la trampa del Dólar a fines del verano boreal de 2009

Fragmento de GEAB N° 34, 17 de abril de 2009)
leap2020.eu, 27.07.09

Entre fines de 2008 y finales del verano de 2009, China se habrá librado aproximadamente de 600 mil millones de sus reservas nominadas en USD; y se habrá negado a comprar un importe comprendido entre 500 mil millones y 1 billón de nuevos Bonos del Tesoro US.

Según LEAP/E2020, la siguiente etapa de la crisis será determinada por un sueño chino. De hecho, ¿cón qué puede soñar Pekín sobre Washington, en la “trampa del dólar” con sus 1,4 billones de activos nominados en dólares estadounidenses? Según funcionarios estadounidenses y su séquito de expertos en medios de comunicación, a nada más que seguir atrapado, y aun intensificará la severidad de sus condiciones de prisión comprando siempre más T-Bonds y dólares estadounidenses.

De hecho, uno conoce cuál es el sueño de los prisioneros. Ellos sueñan con la fuga, desde luego, con alejarse de la prisión. Por lo tanto, Leap/E2020 cree sin duda que Beijing se esfuerza constantemente por encontrar el medio de disponer, tan rápidamente como sea posible, de esa montaña de activos tóxicos de dólares y T-Bonds.

Y, como en cualquier relato de escape creíble, los posibles evasores no pasan su tiempo proclamando a los cuatros vientos su «evasión». Generalmente es todo lo contrario, puesto que se trata de encontrar a la vigilancia descuidada. Para nuestro equipo, la declaración de China del 24 de marzo último solicitando la sustitución del USD por una moneda de referencia internacional era, de hecho, a la vez un sondeo y una advertencia: un sondeo directo para evaluar el equilibrio de poder mundial (y, en particular en el seno del G20) alrededor de la idea de un vuelco de la era post USD (1) y un advertencia constructiva o destructiva (según la reacción alrededor de esta idea) a todos los operadores financieros mundiales. Cada jugador responsable (y Pekín lo es) previene discretamente a los demás jugadores que pueden ser cercanos o necesarios si se está preparando un «gran golpe».

Un «Gran Escape» (2) no puede ser exitoso a menos que se pueda preparar (3), llevar a cabo y garantizar que personas de buena voluntad no sean gravemente afectadas, al haber sido advertidas (4).

Dos estimaciones de la evolución de las reservas chinas en activos extranjeros (miles de millones de USD) – Fuente: Banco Central de China / Brad Setser, 01/2009

Lo cierto es que esta operación finalmente habrá servido para reforzar una cuádruple convicción en las autoridades chinas:

1. Un gran número de otros miembros del G20 sostienen expresamente la idea del pasaje rápido (5) a la era post-USD, particularmente Rusia, India, Sudáfrica, Argentina, Brasil… Pekín no estará solo en el «Gran Salto Hacia Adelante» (6) en la era post-USD. Por el contrario, China estará muy bien acompañada por una parte importante de América Latina, África y Asia. Por otra, la colocación de los acuerdos de créditos swap en Yuanes con varios de estos países ya prepara el terreno (7).

2. Estados Unidos y el Reino Unido se negaron a considerar la posibilidad de evolucionar hacia una era post-USD. La gaffe de Timothy Geithner, considerando la posibilidad de discutir la propuesta china, fue rápidamente corregida por los dirigentes políticos estadounidenses, pero es reveladora de una situación interesante para Pekín.

Siendo Geithner uno de los hombres claves de Wall Street en el equipo Obama, su gaffe ilustra cuánto los medios financieros anglosajones finalmente están dispuestos a discutir toda evolución que les asegure conservar sus privilegios financieros, incluido si ésta pasa por el fin de la «era del USD». El «Muro del Dólar» no es muy sólido cuando está fundado sobre «Wall Street» (la calle del muro) porque los operadores financieros están muy pocos atados al territorio (y esto no data de la globalización actual).

Por lo demás, Washington se niega por el momento a oír hablar de sustituir al USD como la divisa de reserva mundial y cree que las declaraciones alentadoras sobre la materia de parte de los expertos tranquilizarán el futuro (8). Sabemos lo que ocurrió con las subprimes, la burbuja financiera, los bancos de Wall Street, AIG, TARP, la recesión…

3. Los europeos (fuera del Reino Unido) son iguales a sí mismos y entonces incapaces de tomar una decisión realmente fuerte con relación a su antiguo protector estadounidense (9). Resisten con éxito seguir las instrucciones de Washington, pero no están en condiciones de poner sobre la mesa cuestiones que contraríen a Estados Unidos.

En cambio, por sus múltiples canales, y por su estructura multilateral, es también evidente que, una vez que la era post-USD sea claramente irreversible, aportarán destreza y grupos de presión para empujar hacia una nueva divisa internacional independiente de un Estado particular.

Es por esto que China lanzó la idea de los derechos especiales de giro, DTS (10), como la alternativa al USD, con el fin de mostrar que estaría abierta a una alternativa al Yuan (condición clave para obtener un futuro apoyo europeo).

4. Por los efectos de su anuncio cada vez más preciso y audaz, pero siempre muy progresista, incluso seguidos por vagas invalidaciones provenientes de canales de menor peso pero rápidamente resaltada por la prensa financiera internacional, Pekín gana una creciente libertad de palabra (y así de maniobra porque, en materia monetaria, la palabra puede ser una arma fatal o al contrario un bálsamo salvador) sin afectar con ello de una manera significativa los valores de los Bonos del Tesoro y del USD.

Este punto 4 es, ahora, claramente, una exigencia absoluta de las autoridades chinas: evitar un colapso de los Bonos de Tesoro y de la divisa estadounidense antes de haberse «evadido» de la «trampa del dólar». Para el Leap/E2020, los meses que vienen reflejarán en efecto el sentido exacto que China da a esta exigencia: ¿es un objetivo o es una limitación?

Si es un objetivo, entonces Washington, Londres y los media financieros internacionales tienen razón: Pekín pasará a través de las Horcas Caudinas de Washington tratando de aumentar su influencia sobre las decisiones estadounidenses.

Si es una limitación, en cambio, es nuestro equipo quien tiene razón y los dirigentes chinos intentan desembarazarse de los Bonos del Tesoro y del USD al mejor precio mientras tal operación sea posible (y ya evaluaron lo «posible» antes de lanzarse a este «escape» del USD), es decir, evitando «si es posible» crear turbulencias que corran peligro de hacer bajar significativamente los valores de estos dos activos.

Pero, a diferencia de la primera opción, una vez que el ámbito de aplicación de lo «posible» se haya agotado, entonces, de repente, los dirigentes chinos ayudarán a acelerar el final de la era dólar o, más probablemente, anunciarán serenamente que por múltiples razones independientes de su voluntad (11) no pueden más desempeñar su papel de estabilizador de los desequilibrios estadounidenses.

Evolución de las compras chinas de activos estadounidenses y reservas en chinas (Verde: Bonos del Tesoro más los depósitos / Azul: GSE (Fannie, Freddie…) / Amarillo: Acciones / Bonos privado / Rojo: Evaluación de las reservas anuales) – Fuente: CF

Nuestra anticipación en la materia se funda sobre evoluciones corrientes desde hace algunos meses que validan nuestros análisis. En efecto, desde fines de 2008, las autoridades chinas se propusieron «desembarazarse» cada mes de 50 a 100 mil millones de sus activos nominados en USD.

Sacando provecho de los precios históricamente bajos de numerosos activos necesarios a la economía china (minas, espacios agrícolas, energía, partes de empresas europeas o asiáticas -no estadounidenses, lo que no es un detalle…), Pekín hace sus «compras», respetando así su primera limitación: valorizar lo mejor posible sus activos nominados en USD es decir, «desembarazarse» de estos cambiándolos por otras clases de activos, independientes de Estados Unidos, y que permitan avanzar rápidamente en el camino de la «Gran Evasión».

Subrayamos la rapidez del proceso. A pesar de la opacidad de los métodos implicados (condición sine qua non para evitar una caída del USD y de los Bonos del Tesoro antes del término deseado por Pekín), los excelentes trabajos conducidos por MM. Brad W. Setser y Arpana Pandey y publicados en enero de 2009 por el Council of Foreign Relations, permiten explorar la contabilidad muy opaca de las reservas chinas de cambio y situar en más de 2,3 billones USD su valor global a finales de 2008 (a saber, más de 50 % del PNB chino (12)), entre los que están cerca de 1,7 billones en activos nominados en USD (900 mil millones en Bonos del tesoro, cerca de 550 mil millones en bonos del GSE (Fannie, Freddie), cerca de 200 mil millones en activos privados y 40 mil millones en depósitos a corto plazo).

El autor concluye muy lógicamente que Pekín no tiene ya interés en continuar amontonando estas sumas gigantescas que son cada vez más arriesgadas a causa de las decisiones financieras y económicas realizadas por Estados Unidos para responder a la crisis (13); y para los cuales los recursos van de ahora en más a escasear debido a la caída del superávit comercial y a los flujos de inversión extranjera.

Arriba: evolución de las reservas chinas de cambio y de los activos estadounidenses / Abajo: Evolución de los mismos valores en porcentaje – Fuente: BCA Research, 12/2008

Con toda lógica, Pekín se propone desembarazarse lo más de prisa posible de este excedente inmenso de reservas que mantiene a los dirigentes chinos prisioneros de las decisiones estadounidenses sin encontrar allí más interés para su país como el descripto admirablemente por Rachel Zembia en un artículo publicado en el RGE Monitor del 21/02/2009: préstamos a tasas preferenciales a los países del Asean (14), acuerdos de swap, autorizaciones a 400 grandes empresas chinas de comerciar en Yuanes con los países de Asia (15), préstamos a los Estados africanos y a Rusia, negociación de tasas preferentes a largo plazo en el petróleo con los estados del Golfo Pérsico, préstamos a las compañías petroleras de Brasil y de Abu-Dhabi, partes de empresas europeas y japonesas (no estadounidenses -lo que no es una casualidad)…

El autor subraya así que estos acuerdos aparentemente implican una garantía de acceso a estos recursos para las compañías chinas. Esto ilustra la naturaleza fundamental de la operación: contrariamente a las apariencias, Pekín intenta únicamente, sin hacerlo público, desembarazarse lo más deprisa posible de sus USD y T-Bonds contra activos de los que el país tiene necesidad a largo plazo y que están en precios históricamente bajos; todo esto mientras el resto del mundo todavía acepte los USD y los Bonos del Tesoro tengan algún valor significativo.

En lo que se refiere a los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, China ha disminuido sus compras (la reservas de divisas aumentaron en sólo 7700 millones de USD el primer trimestre de este año… ¡alrededor de146.200 millones menos de crecimiento que durante el mismo período del año pasado! (16)), de ahora en más compra ¡sólo Bonos de corto plazo (tres meses)! (17)

Entre la casi cesación de sus nuevas adquisiciones de Bonos del Tesoro y sus «compras mundiales» que parecen ir a un ritmo creciente y sobrepasan los 50 mil millones USD por mes (integrando los acuerdos swap), entre fines de 2008 y finales del verano de 2009, China se habrá librado aproximadamente de 600 mil millones de sus reservas nominadas en USD; y se habrá negado a comprar un importe comprendido entre 500 mil millones y 1 billón de nuevos Bonos del Tesoro US que la administración Obama comienza a tratar de colocar en el mercado internacional para financiar el gigantesco déficit público.

Para el Leap/E2020, éstas son las dos cantidades que hay que sumar para evaluar el impacto de Pekín sobre la «era Dólar» al finalizar el verano de 2009, a fines del año fiscal estadounidense: China sola representara un «agujero» de entre 1,1 a 1,6 billones de USD en las necesidades de financiamiento de Estados Unidos. Ben Bernanke deberá multiplicar los USD para intentar (en vano) evitar la bancarrota del país.

Evolución de la base monetaria de los Estados Unidos – Fuente: Reserva federal US, 03/2009

Sabiendo que, cuando Ben Bernanke anuncie que la Fed misma va a comprar T-Bonds, el valor de estos activos perderá el 10 % en un día -es decir 140 mil millones USD- con relación a otras divisas mundiales, no se necesita un gran esfuerzo de imaginación para pensar que los dirigentes chinos consideran aceptable el sacrificio de 400 o 500 mil millones de USD.

En cualquier caso, según Leap/E2020, en esta fase, ellos considerarán que han presionado lo máximo «posible» a favor de la valorización de sus activos nominados en USD. Luego, tanto los que forman parte de los «aprietan» el botón, o los no hacen nada para «impedirlo», pasará a su segunda fase del «Gran Escape» chino del USD, que dependerá en parte de la actitud de los otros protagonistas clave: el ascenso del Yuan como divisa internacional de reserva conjuntamente con el Euro, Yen, Rublo, Real; o la aceleración en la implementación de una nueva divisa referencia basada en una cesta de estas monedas.

El USD estará entonces fuera de carrera y el G20 reducido a un G18 (sin los Estados Unidos y el Reino Unido, pero con Japón -que en estas condiciones no podrá ya, en adelante, escaparse a la órbita china); en caso contrario, será la dislocación geopolítica generalizada, tal como se describe en la situación de la larga y trágica crisis en el GEAB N° 32, en torno de bloques económicos fundados cada uno sobre divisas de referencia específicas.

Notas:

(1) En el G20 de Londres ha habido discreta conversaciones bilaterales de pasillo alrededor del tema post USD. Nuestra propia iniciativa (Carta Abierta a los dirigentes del G20) y sus múltiples repercusiones permitieron verificarlo. En estas condiciones, no hay duda de que el comunicado del Banco Central chino fue el centro de las discusiones serias (no las de G20 «mediático») durante y después de la Cumbre de Londres.

(2) La película del mismo nombre, basada en un hecho real, nos demuestra otra cosa. En la realidad, es la falta de preparación minuciosa lo que condujo al fracaso parcial de la evasión.

(3) Por otra parte, para prepararse bien, Pekín acaba de lanzar un think-tank dedicado a la crisis económica mundial para ayudar a los dirigentes chinos en la toma de decisiones. Además de la circulación fuertemente creciente proveniente de China (y de Japón, incluyendo particularmente las traducciones espontáneas de numerosos sitios y blogs de nuestros comunicados públicos) que registra Leap/E2020 desde finales de 2008, es otra señal que indica una voluntad de abstraerse del análisis estadounidense o británico de la crisis y sus consecuencias que hasta ahora constituían el 90 % de los análisis «consumidos» por los expertos chinos. Fuente: ChinaDaily, 21/03/2009.

(4) Por otra parte, los principales actores saben que los flujos de capital evitan ahora a Estados Unidos en momentos en que las necesidades de capital extranjeros «estallan» a causa de los gigantescos déficit públicos. En enero de 2009, el flujo neto de las salidas de capitales fuera del territorio estadounidense fue de 150 mil millones USD. Fuente: US Department of Treasury, 16/03/2009.

(5) Nuestros investigadores consideran que se habla en meses y no en años (como querrían creerlo los expertos que «conceden» que hay más bien un problema con rol del USD) ya que la magnitud de los déficits estadounidenses ahora incontrolables representa una amenaza a corto plazo para todo el sistema monetario internacional.

(6) Este gran salto político chino de fines de los años 1950 tuvo efectos colaterales desastrosos (decenas de millones de muertos a causa del hambre inducida); pero nada hoy nos lleva a pensar que la dirección política del PC chino no esté dispuesta a tomar tal riesgo si considera que su perennidad en el poder y la estabilidad interna del país tienen ese precio. Los analistas estadounidenses y europeos que pretenden saber lo que piensan los dirigentes chinos tienen la desafortunada tendencia de pensarlos a su imagen. Para nuestro equipo, la entrada a la era post-USD (organizada vía una nueva divisa de referencia mundial fundada sobre una cesta de monedas; o caótica, vía una salida abrupta y no negociada) es primero una entrada a una era post-europea (o post-occidental si se considera una especificidad estadounidense en materia de valores fundamentales con relación a Europa): y tal época reserva grandes sorpresas a los centroeuropeos u occidentales-centristas. Para convencerse, basta con leer las declaraciones edificantes del jefe del Banco Central chino sobre la «superioridad del sistema chino». Fuente: MarketWatch, 26/04/2009

(7) Después de Corea del Sur, Malasia, Indonesia, ahora es el turno de Argentina de firmar un acuerdo de swap por un monto equivalente a 14,5 mil millones USD de sus respectivas divisas. Esto permite a las empresas de ambos países evitar utilizar el USD para estos intercambios y refuerza fuera de Asia el papel creciente del Yuan como divisa-pivote de los intercambios. Fuente: AustralianNews, 01/04/2009, Se concretó acuerdo de swap de monedas con China por $ 38.000 millones, Ambito.com.

(8) En este artículo de Los Angeles Times, del 03/04/2009. ¡Es uno de los más abiertos en la materia! Pero también es cierto que China es mucho más cerca de Sunset Boulevard que de la Beltway.

(9) Nosotros decimos «antiguo protector» ya que la Cumbre de la OTAN ha demostrado que los europeos y los estadounidenses no están de acuerdo ni siquiera la naturaleza de las amenazas. La guerra en Afganistán se transforma cada vez más en una guerra estadounidense mientras que los europeos están preocupados principalmente en reorganizar lo mejor posible sus relaciones estratégicas con Moscú. En resumen, la Alianza (con Francia reintegrada, por otra parte como nuestro equipo lo había anunciado desde la elección de Nicolás Sarkozy) no es más que un club de la tercera edad sin otras finalidades comunes que pasar el tiempo y pretender que sigue siendo tan aliados como hace 60 años. Pero «la vejez es un largo naufragio» como decía… Charles de Gaulle.

(10) Idea ilusa porque los DTS fueron destruidos por Estados Unidos hace aproximadamente 40 años. Habría que lanzar una divisa verdaderamente nueva para tener la esperanza de alguna posibilidad de éxito, sin contar que con un nombre de esta naturaleza «derechos especiales de giro», toda popularidad ya está fuera de cuestión aparte del círculo limitado de los expertos de las cuestiones monetarias.

(11) Que tendrá a Estados Unidos responsable del hecho: déficit exorbitante, incapacitado para generar la reactivación, las causas no faltarán a finales del verano de 2009.

(12) A propósito de eso, nuestro equipo desea subrayar que a pesar de los discursos estupendos de los dirigentes chinos, la situación económica de China no tiene ninguna posibilidad de mejorar sustancialmente el próximo año. Entre el colapso de las exportaciones, la burbuja inmobiliaria a punto de estallar, el desempleo que aumenta, el PNB chino probablemente va a quedar estancado en 2009 (o con una suba escasa del 2 % al 3 %). Esta situación puede sólo reforzar la voluntad de Pekín de dar la espalda lo más deprisa posible a las estrategias que condujeron el país en este callejón sin salida y el chivo expiatorio ha sido encontrado. Fuentes: Financial Times, 13/04/2009; Chinaview, 02/04/2009; New York Times, 02/04/2009; ChinaDaily, 19/03/2009.

(13) La cuestión, por ejemplo, de la calificación AAA para Estados Unidos es realmente una farsa, como lo describe el artículo publicado por SeekingAlpha el 30/03/2009. Todo el país, empresas, hogares, instituciones públicas, está en proceso de pasar a Bonos basura… ¡pero no la cumbre, ni el gobierno federal! Las agencias de calificación (todas estadounidenses) han merecido recibir los más de 400 millones USD del Gobierno federal para ayudar a evaluar los activos tóxicos que va comprar a los bancos por 1000 millones de USD… activos que habían sido calificados como AAA por la inmensa mayoría de las mismas agencias de calificación hace sólo 2 años. Pero Pekín ya ha comprendido, como el resto del mundo por otra parte, la estafa en curso sobre dichos valores. Fuente: BusinessInsider, 07/04/2009.

(14) Fuente: MarketWatch, 12/04/2009.

(15) Fuente: ChinaDaily, 12/04/2009.

(16) Fuente: ChinaDaily, 11/04/2009.

(17) Como lo indicara Brad Setser, en 2008 China ha absorbido casi la mitad de compras extranjeras de los T-Bonds emitidos por Estados Unidos.

http://www.leap2020.eu/Cuando-China-prepara-su-Gran-Evasion-de-la-trampa-del-Dolar-a-fines-del-verano-boreal-de-2009_a3583.html

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,