6
ene

Las 10 amenazas para el Dólar en 2009

   Publicado por: admin en Economía, Entradas

Las Mayores Diez Amenazas para el Dólar en 2009

Por Eric deCarbonnel

MarketSceptics.com 02.01.09

Artículo original en inglés para eldolarespapelpintado.blogspot.com

Esto huele a..., desde devianart.com

Esto huele a..., desde devianart.com

Las principales 10 amenazas que enfrentan al dólar en 2009.

1) Los Bancos Centrales Extranjeros vendiendo activos de EE.UU.

La mayoría de las naciones que han estado financiando los masivos déficit de cuenta corriente de Estados Unidos en los últimos años han comenzado a vender sus reservas en dólares el año pasado o están planificando venderlas este año para apoyar a sus monedas. Estas naciones generalmente se dividen en tres categorías:

A) Naciones productoras de petróleo

Las naciones productoras de petróleo han construido lujosos hábitos de gastos y grandes reservas en dólares en los últimos años como resultado de las ganacias por los crecientes precios del petróleo. Ahora que los precios de los productos básicos (commodities) se han estrellado, esos beneficios han desaparecido, y esas naciones productoras de petróleo tendrán que financiar sus gastos vendiendo sus activos acumulados en dólares. Arabia Saudita, por ejemplo, está proyectando un déficit presupuestario para 2009, que se propone financiarlo con la liquidación de sus tenencias de EE.UU. Rusia, mientras tanto, ya ha vendido más del 20 % de sus reservas de 598.1 mil millones de dólares y puede esperarse que continúe haciéndolo este año.

B) Los mercados emergentes que han estado dependiendo de los flujos de capital para financiar sus déficits comerciales

Muchos mercados emergentes alrededor del mundo han estado con déficits comerciales en los últimos años, financiados por flujos de capital. El ejemplo más destacado de este grupo es la India.

Los fuertes flujos de capital de la India provenientes del turismo, los servicios de software y las remesas no sólo financiaron su déficit comercial, sino que también aumentaron sus reservas en divisas hasta un nivel sin precedentes de 316.2 mil millones en mayo de 2008. Sin embargo, debido a la desaceleración mundial y a la liquidación en los mercados emergentes, los flujos de capital ahora se han revertido. El Banco Central de la India, por ejemplo, se ha visto obligado a liquidar sus tenencias estadounidenses para frenar la declinación de su moneda, y sus reservas totales han disminuido 62 mil millones de dólares. Las ventas de dólares del Banco central en octubre solamente superaron las compras en un récord de 18.7 mil millones de dólares. A la India le quedan ahora 254 mil millones de dólares en reservas de divisas, la mayor parte de las cuales venderá este año para proteger a su moneda.

C) Las naciones “desarrolladas”

Los Estados Unidos no es el único país “desarrollado” en problemas. Otras naciones “desarrolladas” (es decir: naciones que han decidido subcontratar en el exterior las partes contaminantes y laboralmente intensivas de sus economías) también están colapsando. Japón, por ejemplo, ha visto una caída desastrosa en la demanda de sus bienes.

La producción industrial del Japón cayó 8,1 % en noviembre respecto al mes anterior (la mayor caída en la medición desde que el Gobierno comenzó a emitir cifras comparables en 1953). La demanda de exportaciones japonesas está desapareciendo: los envíos de automóviles en noviembre se hundieron un 31.9 % y los envíos de microchips y de otros componentes electrónicos cayeron un 29,0 %. Debido a esta demanda desaparecida, el Japón ha incurridos en un déficit comercial durante dos meses consecutivos por primera vez desde octubre-noviembre de 1980.

Con sus propios problemas económicos por tratar, no serán otras naciones “desarrolladas” como el Japón las que financiarán el déficit comercial de EE.UU. en 2009. De hecho, si el dólar comienza a colapsar, estas naciones podrían incluso estar forzadas a vender sus reservas en dólares para proteger a sus propias monedas.

Las implicaciones de esto para el dólar deberían quedar claras

Después de años de financiar el consumo de EE.UU. con la compra de activos en dólares, la mayoría de las naciones van a ser vendedoras netas de dólares en 2009. Sólo entre Rusia, Arabia Saudita, India y Japón tienen alrededor de 2 billones de dólares en tenencias estadounidenses, y, si se siguen las actuales tendencias comerciales, EE.UU. puede esperar que los bancos centrales extranjeros vendan al menos 1 billón de dólares este año. Esto plantea la pregunta: ¿quién exactamente va a comprar todos estos activos?

2) El empeoramiento del déficit comercial de los Estados Unidos

El déficit comercial de los Estados Unidos está empeorando porque, mientras que las importaciones hacia los Estados Unidos están cayendo, las exportaciones están cayendo incluso más rápidamente. Demanda por los bienes de capital durables y de primera producidos por las naciones “desarrollados” se está desplomando mucho más rápido que la demanda por importaciones baratas de consumo, causando déficits comerciales cada vez mayores con naciones como China. Los crecientes déficits comerciales y de cuenta corriente de Estados Unidos significan que EE.UU. necesita atraer más de 700 mil millones de dólares este año para impedir que el dólar se debilite.

3) Títulos o Bonos del Tesoro de EE.UU.

Es muy importante comprender que los títulos del Tesoro son el equivalente moderno del dinero debajo del colchón y que, cuando una crisis de confianza golpee el dólar, los títulos del Tesoro serán pagados con dinero impreso de la Fed. Esto es debido al hecho de que los Estados Unidos no pueden permitir que los precios de los bonos se desplomen, por miedo a tener un quiebre del sistema financiero y aun colapso comercial mundiales. Así que una sostenida liquidación de bonos del Tesoro forzaría por lo tanto a la Fed a expandir su hoja de balance en billones para monetizar gran parte de la deuda federal pendiente.

¿Por qué el gobierno no puede dejar que los bonos del Tesoro colapsen?

Incluso si el Gobierno no avanza en sostener los precios de los bonos en medio de una liquidación, el resultado final será el mismo. Permitir una caída en el mercado de bonos haría que el sistema financiero sea insolvente y cause corridas bancarias. La Fed, a continuación, tendría que imprimir dinero para cubrir los depósitos asegurados en 6.5 billones alrededor del país, los 1.5 billones de las principales deudas bancarias aseguradas, etc…. Debido a que billones de dólares impresos estarian impactando en el mercado en cualquiera de los casos, la Fed elijará la opción menos disruptiva de poner un piso debajo de los precios de los bonos con dinero impreso.

Vender bonos es equivalente a imprimir dinero

Es engañoso pensar que, porque el Gobierno está pidiendo prestado para financiar sus déficit y salvatajes (bailouts), no está imprimiendo dinero. Eso es falso. Los bonos deberían considerarse por lo que realmente son: “promesas de imprimir dinero”.

4) El oro

La creciente demanda de oro físico es una amenaza para el dólar porque señala una creciente pérdida de confianza en el papel moneda. También es clave comprender que los precios del oro no están aumentando debido a los fundamentos cambiantes del oro, sino por los fundamentos cambiantes del dólar. En otras palabras, el oro no está ascendiendo, EL DÓLAR ESTÁ CAYENDO.

El oro es la moneda más antigua y más estable de la historia. Su utilidad deriva simplemente de que es raro, y porque durante 5.000 años las personas lo han utilizado para almacenar valor para el futuro. Todo el oro que ha sido producido cabría en un cubo sólido de aproximadamente 19 metros de cada lado, y este cubo se está expandiendo sólo en unos 12 centímetros por año (2 %). Como el valor y la provisión del mismo oro son bastante constantes durante largos períodos de tiempo, el principal motor de las fluctuaciones del precio de oro es el flujo y reflujo de la confianza en los papeles monedas. Los crecientes precios del oro son, por lo tanto, una señal de un debilitamiento de la moneda, que es la razón por la que los gobiernos los odian e intentan suprimirlos.

Ahora mismo, hay una demanda en todo el mundo sin precedentes por los metales preciosos en físico. Como resultado de esta creciente demanda, los futuros del oro están experimentando una “backwardation”, una afección poco común del mercado donde los futuros del oro se comercializan por debajo de los precios actuales. Es un síntoma de que los precios del oro apuntan más arriba y que la confianza en nuestra moneda está desapareciendo rápidamente. Cuando los precios del oro quiebren por encima de los u$s 1.000 otra vez, el evento debería ser reconocido por lo que es: el anuncio de un colapso del dólar.

5) China y el yuan

China se encuentra en una situación diferente a la mayoría de las otras naciones ya que tiene un creciente superávit comercial, que estaba en 40 mil millones de dólares a noviembre. Como resultado de la desaparecida demanda asiática por artículos de lujo y con los precios de los commodities hundiéndose, las importaciones hacia China cayeron en un 17.9 % en noviembre mientras que sus exportaciones cayeron sólo el 2,2 por ciento. Esto deja a China con un problema con el que EE.UU. sólo podría soñar: una enorme, insostenible, presión alcista sobre su moneda subvaluada.

Para mantener la atadura o paridad con el dólar, China tendría que financiar no sólo una gran parte de los gigantescos déficits comerciales de Estados Unidos, sino también los déficits comerciales de esas naciones del mundo que están vendiendo sus reservas en dólares. Si las importaciones mantienen el ritmo actual de su caída, China tendrá que comprar cerca de 1 billón de dólares solamente este año, lo que conduce a otro problema: ahora mismo, China no está interesada en ninguna clase de activos riesgosos estadounidenses. y ¿qué activos “seguros” tienen los Estados Unidos para vender? (Por favor, no digan bonos del Tesoro. Todo los activos denominados en dólares son inherentemente inseguros debido a los horribles fundamentos de la moneda).

Intentar sostener al dólar acabaría por destruir su moneda sin beneficio para su economía, y China lo sabe, de ahí que tienes a los funcionarios del Banco Central chino en los archivos diciendo que, “el dólar estadounidense es poco probable que esté estable el próximo año”. Aún más ominoso para el dólar, China furtivamente anunció su plan para hacer del yuan una moneda internacional el año pasado en Nochebuena. Ya sea intencional o no, al permitir que los exportadores chinos pacten sus acuerdos en yuanes, China está dando un paso importante hacia la suplantación del dólar con el yuan como moneda de reserva mundial.

6) Los interminables bailouts (salvatajes)

Aunque muchos estadounidenses como yo están cada vez más cansados de los interminables bailouts en EE.UU., es importante que se prepare porque hay mucho más en camino. Aquí hay algunos de los bailouts que veremos este año que no han tenido mucho cobertura de parte de los medios de comunicación.

A) Bailouts a Gobiernos Estatales de EE.UU.
Los problemas de los presupuestos estatales están empeorando. Los Estados ya han comenzado a recortar reservas, y las reservas restantes no son suficientes para campear un significativo bajón económico. Además, muchos Estados no tienen reservas y nunca se recuperaron plenamente de la crisis fiscal a principios de la década.

La amplia mayoría de los estados no pueden tener déficit ni pedir prestado para cubrir sus gastos de funcionamiento. Como resultado de ello, los estados deben cerrar el déficit presupuestario ya sea recurriendo a las reservas, reduciendo los gastos o aumentando los impuestos. Estos recortes presupuestarios a menudo son más severos en el segundo año de una crisis fiscal estatal, después que las reservas ya están largamente agotadas. El Gobierno federal finalmente se verá obligado a intervenir y a ofrecer a los Estados alguna forma de asistencia para prevenir colapsos económicos y catástrofes humanitarias. Esto significa otro bailout.

B) Salvataje por desempleo

Los fondos financiados por el Estado que pagan prestaciones por desempleo se están quedando sin dinero. El Gobierno federal ha aumentado estos problemas de financiación a través de sus repetidas extensiones de prestaciones por desempleo, estando la total extensión de los beneficios en 10 meses. Como hay una masiva, post-vacaciones, ola de despidos en camino, los déficit de financiación para el desempleo van a llegar más rápido y serán más grandes de lo que nadie espera. En respuesta a estos déficits, el Congreso préstará a los estados todo lo que sea necesario para que las prestaciones por desempleo sigan llegando, incluso si tienen que imprimir cada centavo final. Después de sostener a las instituciones financieras e indirectamente pagar a sus ejecutivos miles de millones de dólares, ahora no tienen, políticamente hablando, ninguna elección.

C) Salvataje a la Corporación de Garantía de las Prestaciones de Retiro (PBGC en inglés)

PBGC es un organismo establecido por el Congreso para asegurar a los participantes en planes de pensiones con prestaciones definidas contra la pérdida de sus pensiones en caso de que su empleador quiebre. Casi 44 millones de estadounidenses en más de 29.000 planes del sector privado están protegidos por la PBGC , y unos 1,3 millones de trabajadores ya están cubiertos por planes que han sido tomados por la Agencia. Aunque la PBGC se financia con primas de seguros obtenidas de las empresas y con los activos que adquiere de planes de pensión fallidos, se presume ampliamente que el Gobierno federal daría un salvataje a PBGC si queda imposibilitada de cumplir con sus obligaciones para con los jubilados.

Hay varias razones por las que esperar que la PBCC puede necesitar tal salvataje este año. En primer lugar, la PBCC está sub-financiada en 11 mil millones de dólares (basado en proyecciones muy optimistas). En segundo lugar, la caída económica y el derrumbe del mercado financiero probablemente provocarán que la PBCC asuma este año muchos planes de pensiones privadas y la mayoría de ellos estarán gravemente sub-financiados. En tercer lugar, la Junta de la Agencia decidió recientemente mover gran parte de la cartera desde activos seguros como bonos del Tesoro hacia activos más riesgosos, como las acciones. Por tanto, en función de cuán desfinanciados están los planes de pensiones que próximamente tome y de cuán mala es su cartera de inversiones, es posible que la PBCC pueda requerir un salvataje federal para fin de año.

D) Salvatajes de Viviendas

Dado que una recuperación en nuestra espiral descendente es poco probable hasta que se estabilicen los mercados inmobiliarios, existe una buena posibilidad de que veamos un mayor salvataje federal para las viviendas este año al tiempo que el Congreso intenta hacer arrancar a la economía. Es importante observar que con cada nuevo salvataje que el Congreso aprueba, resulta más difícil decir no a tal salvataje para los propietarios.

El verdadero riesgo moral de los bailouts

La mayoría de los comentaristas malinterpretan el verdadero riesgo moral de los bailouts. Mientras que los bailouts podrían tener un efecto negativo sobre las acciones futuras de individuos y empresas al alentar la toma de riesgos, el problema real son sus efectos sobre las futuras acciones del Gobierno. Concretamente, cada bailout hace que sea más difícil decir no al siguiente salvataje. Esta presión para financiar futuros bailouts se hace mucho peor si esos que reciben el dinero del salvataje no son verdaderamente merecedores. Después de todo, si el gobierno va a dar 45 mil millones de dólares a Citigroup (uno de los bancos responsables de nuestro actual lío) y asegura 306 mil millones de dólares de sus activos más riesgosos, entonces ¿cómo puede decir no al salvataje del Estado de California o al de Carolina del Sur?

Esto fenómeno del “a mí también” se hará mucho peor después que el mercado de bonos del Tesoro colapse, y la Fed comience a monetizar los bonos que fueron vendidos para financiar los actuales bailouts. Si la Fed imprimió dinero para salvar a los bancos, ¿por qué no debería imprimir más dinero para financiar las prestaciones por desempleo? Políticamnete hablando, no se puede salvar al irresponsable y luego dejar que el responsable se hunda, lo que significa que el Congreso no va a decir no a un montón de pedidos de salvataje este año. Por desgracia, estos bailouts tendrán cada vez menos sentido porque cuando se rescata a todo el mundo, no se rescata a nadie ya que estás destruyendo tu moneda.

7) Déficits presupuestarios de EE.UU. y (falta de) ingresos por impuestos

El Gobierno federal enfrenta un déficit presupuestario récord en 2009.

Según las últimas cifras del Gobierno, el déficit se espera actualmente que sea de 438 mil millones de dólares. Para una idea fiable de cómo será nuestro déficit de 2009, a este número tenemos que:

A) agregar el costo de financiación de las guerras en curso en Irak y Afganistán

B) agregar el costo de los recientes programas tales como el TARP

C) agregar el costo de los actuales y futuros bailouts para las empresas automotrices

D) agregar el costo de otro paquete de estímulo

E) agregar el costo de los programas que nos prometió la nueva administración

Después de restar otros 500 mil millones por pérdidas de ingresos impositivos debido a nuestra economía en derrumbe, resulta fácil proyectar un déficit presupuestario de al menos 2 billones. Hasta la fecha, el déficit totaliza ahora los 401.6 mil millones de dólares en sólo los dos primeros meses de este año fiscal y, a este ritmo anual, el déficit presupuestario se encuentra ya encaminado para superar nuestro número esperado. Todo esto sin tener ni siquiera en consideración nuestro déficit de financiación a largo plazo con respecto a los baby boomers (el futuro de la seguridad social y la asistencia médica – Medicare – es, por desgracia, claro: no esperaría que esté allí cuando usted se jubile (al menos no algo como lo es hoy)).

Nuestros déficits presupuestarios de 2009 forzarán al gobierno a vender al menos otros 2 billones en bonos del tesoro este año. Tomado en junto con las ventas previstas por los bancos centrales extranjeros y el esperado 1 billón en nuevos bailouts nuevos mencionados antes, al menos 4 billones de bonos se venderán en 2009. La pergunta sigue siendo ¿quién va a comprarlos? La respuesta es que la Fed los comprará con dinero impreso.

No se preocupen por los niños

Durante años los estadounidenses se han preocupado en pasar nuestras enormes deudas federales a nuestros hijos. También hay buenas noticias en este frente: no tienes que preocuparte más por los niños. Las masivas deudas estadounidenses no van a ser pagadas por una generación futura. Serán pagadas por hoy a través de una devaluación masiva de nuestra moneda.

Lo que hará la dinámica de la hiperinflación a los déficit federales

Las proyecciones actuales de un déficit de 2 billones de dólares que circulan por los medios de comunicación probarán estar lamentablemente subestimadas si la dinámica de la hiperinflación se apodera de la economía. Un colapso del dólar podría provocar que nuestro sistema impositivo quebrara. Las personas cuyos ingresos no se mantienen actualizados con la inflación renunciarán a los pagos de impuestos para gastar todos su efectivo en alimentos y necesidades básicas. Los hombres de negocios encontrarán que al simplemente retrasar los pagos de impuestos, la depreciación del dólar prácticamente eliminará su verdadero valor. Incluso los ingresos fiscales que son pagados habrán perdido la mayor parte de su valor al momento que el Gobierno los reciba. Mientras tanto, el costo creciente de todas las cosas conducirá aimpulsar hacia arriba el gasto federal. El Gobierno, faltándole los adecuados ingresos para cubrir estos aumento de gastos e incapaz de pedir prestado debido al colapso del mercado de los bonos, estará obligado a recurrir cada vez más a la creación de dinero. Si/cuando la hiperinflación se apodere de EE.UU., no se sorprenda de ver que el 1 % del ingreso del Gobierno proviene de los impuestos y el 99 % procede de la creación de nuevo dinero.

8) El “vuelo a la calidad”

Durante el segundo semestre de 2008, un “vuelo a la calidad” comenzó al tiempo que los fondos de cobertura (hedge) vendián activos en el extranjero para cubrir los pedidos de retiro de depósitos. Estas repatriaciones forzosas de parte de los fondos de cobertura combinado con la anticuada reputación del dólar como refugio seguro produjeron una movida hacia los mercados de bonos del Tesoro de EE.UU. que rompió records. Este “vuelo a la calidad” no es algo que no se haya visto anteriormente.

El fenómeno de los inversores acumulando a ciegas una clase de activos al tiempo que ignoran todas las advertencias sobre los horribles fundamentos y las perspectivas de empeoramiento, ha sido tan común últimamente que estoy cada vez más cansado de verlo. Se les llama burbujas, y el patrón es siempre el mismo:

A) Mercado Accionario, octubre de 2007

En octubre de 2007, las acciones repuntaron a históricos nuevos niveles máximos mientras los comentaristas hacían dementes predicciones acerca del Dow yendo hasta los 20000. Mientras esto estaba sucediendo, los mercados del crédito colapsaban, las crecientes hipotecas impagas estaban amenazando a los tenedores de bonos con la insolvencia, y los vehículos fuera-de-balance de las instituciones financieras implosionaban. Considerando que los congelados mercados del crédito son el alma sin el cual la economía no puede funcionar, estos nuevos niveles máximos tenían tanta sentido como los CDOs subprime saldados. No debería haber sorprendido a nadie que las acciones se derrumbaran.

B) Commodities – productos básicos, julio de 2008

En julio de 2008, los commodities repuntaron a nuevos niveles máximos históricos mientras los comentaristas hacían predicciones dementes acerca del petróleo yendo a los 200 dólares. Todo esto estaba sucediendo mientras miles de fábricas en China se cerraban debido al aumento de los costos y a las caídas de las órdenes. Frente a la demanda mundial hundiéndose, la única razón que posiblemente podría haber justificado el petróleo a 147 dólares habría sido un colapso completo del dólar. No fue el caso, y la burbuja del petróleo estalló haciendo hundir a los precios de los commodities.

C) Bonos del Tesoro y el dólar, enero de 2009.

El repunte actual en los bonos y el dólar es lo último de una larga serie de burbujas. Los mismo comentaristas que se habían equivocado en ocasiones anteriores ahora predicen meses de deflación y un nuevo mercado alcista multianual para el dólar (la peor predicción de todas). De todas las burbujas hasta la fecha, este repunte actual en los bonos y el dólar es el más ridículo. Los fundamentos detrás el dólar, tal como fueron descritos en este artículo, son horrendos. No hay simplemente ningún motivo racional para creer que el dólar conservará una onza de valor para finales de 2009.

Nota al margen sobre cómo tratar con los deflacionistas

Al encontrarse con un deflacionista (una de esas personas que creen en meses de deflación y un mercado alcista del dólar), pregúntele esto: ¿quién va a financiar nuestro déficit comercial y los bailouts? Si dicen el mundo o las naciones extranjeras, a continuación, dénle una lista de todos los países con déficit comerciales que NO financiarán a los Estados Unidos: Japón, India, Arabia Saudita, Rusia, la mayoría de los países de Europa (con la posible excepción de Alemania), otros productores de petróleo, etc.. Si insisten con la noción de que China sóla se hará cargo de todo, señalen que durante la gran depresión, cuando los Estados Unidos tenían una masiva sobrecapacidad productiva, EE.UU. cerró fábricas en lugar de extender crédito a naciones extranjeras sobre-endeudadas.

Un verdadero “vuelo hacia calidad” pronto comenzará

Las entradas de dólares debidas a los fondos hedge ahora se terminaron, al igual que el repunte del dólar. Mientras comienza un verdadero “vuelo hacia calidad”, los extranjeros comenzarán vendiendo sus gigantescas tenencias de deuda estadounidense. Con la deuda externa estadounidense total por encima de los 14 billones de dólares, esta movida provocará que el valor y el poder adquisitivo del dólar se hundan.

9) Una pérdida de confianza

Confianza es el factor más grande en la determinación del valor de una moneda, y períodos de deflación, tales como los que EE.UU. ha estado experimentando en estos últimos meses, tienden a socavar esa confianza y a crear hiperinflación. Problemas económicos, deterioro en las proporciones de la deuda, y asustantes gráficos son algunos de los factores resultantes de una economía deflacionándose que puede conducir a que los inversores pierdan confianza en una moneda.

Problemas económicos de Estados Unidos

Los Estados Unidos tienen cantidad de problemas económicos por delante que seguramente erradicarán lo poco que queda de confianza en nuestra economía. Aquí hay sólo algunos de los acontecimientos económicos negativos a esperar este año.

A) Ola de despidos post-vacaciones

Hay una ola de despidos post-vacaciones en los conductos. Como a los empleadores no les gusta despedir trabajadores justo antes o durante de las vacaciones de Navidad/Año Nuevo (mala publicidad), hay una masa reprimida de recortes laborales a punto de ocurrir este mes. Chicago, por ejemplo, se está preparando para despidos masivos en 2009, y es probable que veamos al menos 1 millón de empleos perdidos en los primeros dos meses de este año.

B) Problemas de los sectores de la producción

Después de haber subcontratado en el exterior sus industrias contaminantes y de intenso empleo, el sector manufacturero de EE.UU. ha sido pesadamente dejado con los bienes de capital y duraderos. Las órdenes para estos tipos de elementos de alto costo se hacen con meses, sino años, de antelación. Incluso antes de que Lehman Brothers quebrara, los nuevos pedidos de estos productos estaban cayendo drásticamente. El efecto completo de la gran disminución de pedidos del año pasado, incluyendo los recortes de empleo y producción, sólo se sentirán a lo largo de este año. 2009 no va ser bonito para lo que queda de nuestro sector de fabricación.

C) Nuevos impuestos estatales y recortes de gastos

Como se mencionó anteriormente, los problemas presupuestarios estatales están empeorando. Incluso con el eventual salvataje federal, los estados todavía necesitarán recortar drásticamente el gasto y aumentar los impuestos. Cuando los estados recortan el gasto, despiden a los empleados, cancelan contratos con proveedores, eliminan o reducen los pagos a empresas y organizaciones sin fines de lucro que brindan servicios directos, y recortan los pagos de beneficios a individuos. Estos recortes, como los nuevos impuestos, drenan una enorme cantidad de dinero fuera de circulación. Esto deja a las empresas y a los individuos con menos efectivo y quita así demanda a la economía, causando que el PBI estatal y federal se contraiga.

Deterioro de las proporciones de la deuda

Con la deuda federal creciendo y nuestro PBI encogiéndose, nuestros ratios o proporciones de deuda se deterioran rápidamente. Especialmente con el 2008 ahora finalizado, los economistas van a comenzar a reunir números y a hacer estimaciones que serán verdaderamente terribles. Aunque las cifras oficiales no están disponibles todavía, el sentido común puede darnos una buena idea de lo que esperar. Tomemos, por ejemplo, nuestra posición de inversión internacional neta.

La posición de inversión internacional neta de EE.UU. (lo que Estados Unidos debe al mundo) probablemente ha empeorado enormemente en 2008. Por su parte, los mercados de valores de EE.UU. han superado a la mayoría de los mercados extranjeros el año pasado (fácil de hacer ya que la Fed puede imprimir dólares para levantar el mercado), significado significando que la valuación de los activos en el extranjero de Estados Unidos disminuyó mucho más que la valuación de los activos en manos extranjeros aquí en casa. El desapalancamiento de los fondos hedge y las cancelaciones forzaron la venta de activos estadounidenses en el extranjero a esos precios de descuento, disminuyendo la cantidad de activos estadounidenses en el extranjero y bloqueando las pérdidas en los mercados de valores extranjeros en caída. Además, el equivocado “vuelo hacia la calidad” que se inició en la segunda mitad del año, sin duda, aumentó los pedidos extranjeros de activos estadounidenses al tiempo que el dinero fluía hacia los bonos del Tesoro. Por último, nuestros déficit comerciales y de cuenta corriente probablemente aumentaron las tenencias extranjeras de dólares en al menos 600 mil millones de dólares.

Tomados en conjunto, estos factores han probablemente duplicado la posición de inversión negativa de EE.UU. en 2008, desde 2,5 billones a más de 5 billones. Como nuestro PBI para 2009 se reducirá por debajo de los 10 billones, los Estados Unidos ahora deben aproximadamente la mitad del PBI de este año al resto del mundo. Noticias de que los Estados Unidos deben a los extranjeros la mitad de su PBI no inspirá exactamente confianza en el dólar.

Gráficos de miedo

Gráficos y otros elementos visuales pueden transmitir plenamente la magnitud de nuestra actual crisis económica en una manera que las palabras no pueden. Con el 2008 ahora finalizado, esperen ver algunos gráficos realmente aterradores que muestran simplemente cuán seriamente la economía de Estados Unidos se auto-destruyó el año pasado. Aquí hay dos ejemplos de estos cómo lucirán estos gráficos:

Primer gráfico sobre valor neto de hogares y ONGs, 2º Gráfico sobre netos en préstamos dados y recibidos

10) El antiguo yo del dólar

El dólar estadounidense en 1944

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos eran una potencia mundial cuyas industrias nacionales producían la mitad de los productos manufacturados del mundo. En este momento, los Estados Unidos eran también una nación acreedora y poseía más de la mitad de las reservas en divisas del mundo. Como los Estados Unidos tenía un enorme superávit en su balanza comercial, estas inmensas reservas en divisas fueron creciendo rápidamente. En adición a las divisas extranjeras, los Estados Unidos también poseían 26 mil millones de dólares en reservas de oro, aproximadamente el 60 por ciento del total estimado mundial de 40 mil millones de dólares. Por último, el dólar era la única moneda de posguerra plenamente respaldada por el oro.

La fortaleza de la economía de Estados Unidos, la relación fija del dólar con el oro a u$s 35 la onza y la completa convertibilidad del dólar en oro a ese precio hizo del dólar algo tan bueno como el oro. De hecho, el dólar era mejor que el oro: obtenía interés y era más flexible que el oro. Fue bajo estos fuertes fundamentos que, en 1944, el Tratado de Bretton Woods fue firmado y el dólar se convirtió en la moneda de reserva del mundo.

El Dólar de hoy

Los fundamentos de respaldo hoy son simplemente tan increíbles a como lo estaban en 1944, excepto que en un sentido negativo. Los Estados Unidos han conseguido tercerizar en el exterior su industria hasta el punto de una dependencia total de la importación de sus bienes de consumo básicos, energía y, en cierta medida, incluso alimentos. Los Estados Unidos hoy pueden reclamar el status de la nación más endeudada en la historia de la humanidad, con todos los niveles de la sociedad (individuos, empresas, gobiernos locales/estatales/federales, etc.) debiendo una gran e impagable suma de dinero. Los mercados de capitales de EE.UU. han sido empañados por fracasos financieros generalizados, bailouts descuidados y flagrante corrupción corporativa, siendo el último el esquema Ponzi de Madoff. Hay también crecientes dudas sobre cuánto oro, si hay algo, queda en nuestras reservas.

Quizás la acusación más reprobable contra nuestra moneda proviene de este contraste entre su ser pasado y el actual. ¿Cómo el dólar de hoy no puede ser otra cosa más que una broma en comparación con su anterior grandeza?

Condición del dólar como moneda de reserva mundial

El dólar se convirtió en la moneda de reserva del mundo a través de sus fuertes fundamentos y por tener la más larga y confiable historia de creciente poder adquisitivo. El dólar de hoy desde hace mucho tiempo ha perdido ambas cualidades. Aquellos que apuntan al status especial del dólar y que esperan un nuevo mercado alcista para el dólar deben comprender que no todo acerca de ser la moneda de reserva internacional preferida es positivo. La desventaja de ser la reserva del mundo es que todos están sentados sobre un gran montón de tu dinero, que podrían decidir volcar de vuelta a la circulación.

http://eldolarespapelpintado.blogspot.com/

Tags: ,

Esta entrada fue creada el Martes, enero 6th, 2009 a las 11:59 pm y está archivada bajo la Categoría Economía, Entradas. Puedes seguir las respuestas con el feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio site.


Deja un comentario:

Debes estar logueado para dejar un comentario.